Deambulan mis instintos por un recodo de mi mente, aleteando mí sangre, un vuelco en el estomago incitandome a compartir imágenes que despiertan mis sentidos, escalofríos por mi SER, y unas ganas inmensas de aferrarme a tu piel…conectándome con tu existencia.

Soy tu indómita gacela

Yo soy tu indómita gacela, el trueno que rompe la luz sobre tu pecho.
Yo soy el viento desatado en la montaña y el fulgor concentrado del fuego del ocote. Yo caliento tus noches, encendiendo volcanes en mis manos, mojándote los ojos con el humo de mis cráteres. Yo he llegado hasta vos vestida de lluvia y de recuerdo, riendo la risa inmutable de los años. Yo soy el inexplorado camino, la claridad qu
e rompe la tiniebla. Yo pongo estrellas entre tu piel y la mía y te recorro entero, sendero tras sendero, descalzando mi amor, desnudando mi miedo. Yo soy un nombre que canta y te enamora desde el otro lado de la luna, soy la prolongación de tu sonrisa y tu cuerpo. Yo soy algo que crece, algo que ríe y llora.
Yo, la que te quiere.

(Gioconda Belli)

3 comentarios:

Otto dijo...

eres eso y mucho más, eres ya un sueño que ennoblece mi amanecer.

Náyade Amaltea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Náyade Amaltea dijo...

Compartiremos unamanecer de un bello día...!!! soñemos, Pues...!!!

Besos Otto...y gracias nuevamente por venir :)